domingo, abril 08, 2007

la Saudade...

Turquesa verde, transparente mar, trozo de atlántico que lame la fina arena de las Cíes. Blanca, casi como luna.

Y borracha aún de sus vistas, de sus colores, de su luz... (del albariño que nos hemos podido llegar a beber, del lote de subí y bajá cuestas, del pulpo de Cruz questá de muerte, de la falta que hacía una escapada, de lo bien que lo hemos pasado y, precisamente, de tanta luz... Que ahora me ciega...).

Hablar de Nigel y sus cristales de colores, de las Islas Cíes, de Tui, de las señales que te "invitan" a no atropellar anfibios y reptiles... Gigantes verdes que imaginas econdidos en los bosques tallados de entre los líquenes... Galicia todavía verde a pesar de meigas y demonios... Verde y bella.

Hablar de todo ello es mi asignatura pendiente hoy, muertita aún de la realidad del retorno: caravanas kilométricas, anunciados pornográficos y terroristas, agujetas, dolor de ojos... Y la casa manga por hombro para que Marcelo nos la pinte... De colores...

La Saudade...

Y con más fuerza porque intuyo que la marea sube en mis ojos, y he tenido la enorme suerte de poder ver la Tierra Gallega de nuevo.

El Mar.

7 comentarios:

Amor dijo...

escasos pero valiosos: como haberte encontrado
amor

Ariam Ram dijo...

En honor a lo ya dicho y como doble respuesta, dejo este apunte también aquí, porque realmente descubro la profundidad de una palabra tan bella:

"La saudade(...)es un sentimiento de melancólico recuerdo de una alegría ausente, pero cuya fuente puede retornar en el futuro previsible. El término, que expresa una emoción ambigua, se ha considerado uno de los más difíciles de traducir, (...).

(...) se trata de una voz que contiene la esencia de la vida, la tristeza y la alegría, el pasado, el presente y el futuro en un instante simultáneo.

(Fuente wiki, enlace a definición completa en la misma entrada)

Lacroix dijo...

Placeres bastante escasos y ciertamente valiosos, sentarse al sol (aun clemente) a charlar con amigos sobre el mundo, los demonios (tolos malos, que haberlos hailos y muchos) y la carne (mayormente la maltratada malamente por los dos factores anteriores y beatificamente por las trepadas a montes varios) y a beber cosas ricas y comer monstruos marinos (y espérate que aun no sé cómo cocinar la lamprea que eso sí que es comerse un monstruo jurásico-mitológico: aprenderemos para la próxima visita). Un placer Mar Marina...

Ariam Ram dijo...

Pues no sé ni lo que es (la lamprea...) pero espera que lo miro en la wiki...mmmmadredelamorhermoso... Qué espanto!!!!!!.... "Las lampreas son peces primitivos, agnatos (sin mandíbula), semejantes externamente a la anguila, aunque muy lejanamente emparentados con ella, y con cuerpo gelatinoso y muy resbaladizo, sin escamas y con forma cilíndrica.

Su boca posee unos dientes córneos y en forma de ventosa; su función es fijarse a sus presas, siempre vivas, a las que les absorbe la sangre de la que se alimenta. No resulta raro verla fijada a tiburones, salmones, bacalaos y mamíferos marinos".

Lacroix... Para eso va a hacer falta tragar albariños y caldos varios antes, durante, y endispué... (caradespanto, jajajajajaja). Espero que por lo menos no nos llevéis a pescarlo!!!!!

El placer ha sido todo nuestro y de todos nosotros (hale!!! te lo robo (el placé)...) Ha sido una estancia idílica y hemos contado con los mejores anfitriones.

No dejes de llamarme MarMarina que me muero...

Bi dijo...

Fantástico el viaje, fantástica la compañía, fantásticos los caldos y fantástica la comida... Sólo podemos llegar a una conclusión, volver.

Abrazos para todos los que tuvimos esta suerte.

Ejota dijo...

Yo quiero albariño que no exime del pago de las deudas.Me alegro que lo pasaras genial
Besos castos y puros

Mar Cantón dijo...

Todavía nos quedan unas... 12 botellas? Pos como que no macuerdo Ejota, jajajajaja, pero ya sabes... Aunque no mexima de mis deudas estás invitado pequeñínnnssss...

Bsos castos y puros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...