martes, abril 03, 2007

Día raro nº 46... Con sabor dulce

No me puedo ir a dormir sin dejar aquí mi sonrisa esta noche (y más después de las noches pasadas). Nacho Goberna me ha hecho un regalo tan bello, que todavía no acierto a creérmelo (ya estás en mis Ecos de Vanidad y Cariño).
Raquel me ha dibujado un retrato que ya lo quisiera la Tyssen, no ya por lo precioso, sino por el corazón que encierra (tú yastabas en Ecos, pero ese irá en primera plana de Días Raros, para que la Hawwa se tire de los pelosssss).
He conseguido por fin un "programita" que me traía de cabeza con el que poder (si soy capaz de aprender a dominarlo) llevar a cabo mi próxima videocreación, que será un regalo muy especial (D.M.) gracias a David cuyo "Espantapájaros" estoy deseando pillar para inundarme de cosas nuevas...

Mestoy tomando un chupito de Ron Miel para celebrarlo y.... ¡Y una vez más mi maltrecho estómago no se resiente!

Pronto veré de nuevo el océano norte. La costa turquesa.
Mar en calma... Bonanza.

¿Paz?

Uys... A aprovechar que Dios aprieta y después ahoga, jajajajajajja. Y para celebrarlo, algo dulce, de alguien que sabe endulzar hasta los momentos más amargos... (sobre todo tras el omeprazol, la ciclosporina, la azatioprina, la gabapentina, el timolol... ¿Qué no compañero? Que ya ni las lágrimas que nos quedan saben a sal, jajajajajajaja).

GRACIAS

("Si necesitas un amigo, no busques un extraño, sabes que al final siempre estaré ahí...", una preciosa frase para un enorme momento).

2 comentarios:

Ariam Ram dijo...

AutoNota: A veces la inspiración o la alegría llegan de los lugares y de las maneras más insospechadamente insospechadas...

When in Rome dijo...

Ya hubiera querido Aldrin llegar a éste Mar de la Tranquilidad. Pero las cápsulas espaciales no pueden llegar tan alto.

Mare Tranquillitatis... ora pro nobis. ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...