lunes, julio 31, 2006

Día raro nº 7 (Miedo)

Miedo
Ayer vi el telediario de la noche. Este fin de semana ha sido afortunadamente intenso y sólo cargaba con los recuerdos difuminados de la semana anterior.
Necesito decir que tengo miedo, necesito escribirlo y que lo sepan, que se sepa, que sean conscientes más personas aparte de las que tengo cerca.
Antes tenía palabras para describir las imágenes que sin pudor aparecían en la pantalla, ahora me queda grande, no alcanzo a definirlo. Se me viene a la mente una frase de una canción de Extremoduro "... muere a todas horas gente dentro de mi televisor...". Pero se queda corta también.
Si tuviera poder utilizaría la realidad virtual, como en Matrix, como en tantas películas americanas, para colocar de pronto a más de un dirigente en un mundo, en un plano, en una realidad completamente distinta a la suya. Y consciente de su auténtica personalidad y sin que supiera por qué ni cómo, le dejaría en una calle de cualquier ciudad en guerra con su hijo muerto en los brazos tras un bombardeo, con su casa destruída y el resto de su familia perdidos, sin agua, con frío, teniendo que esconderse de soldados y metrallas, llorando, sin entender qué hace allí y por qué le ocurre todo eso.
Le dejaría con su hijo muerto en los brazos sujetando sus entrañas con las manos y sintiendo ese miedo indescriptible que miles de personas como él sienten cada día.
Si pudiera les sacaría de sus mansiones y los dejaría en una calle asediada cualquiera, rodeado de hombres con ansia de sangre y armados hasta las orejas, rodeado de hombres y mujeres con el rostro retorcido por el más puro terror y con el enorme dolor de tener a su hijo en los brazos, muerto, con los ojos abiertos. Con la boca seca, sin agua, sin techo, sin futuro.
Y si pudiera, les devolvería a sus mansiones, sanos y salvos, como en Matrix, como en esas pelíulas americanas, sin un sólo rasguño en el cuerpo, pero con el alma partida irremisiblemente en dos. Dejaría que corriera a la habitación de su hijo y que respirara tranquilo al ver que duerme plácidamente en su bonita cama, dejaría que corriera a su enorme y lujosa cocina a saciar su sed virtual, que incluso abriera una botella del mejor vino para celebrar que está vivo y que afortunadamente todo había sido una "broma de mal gusto".
Si pudiera, si eso sirviera de algo.
Incluso me siento mal pensándolo, me siento mal deseándole a alguien algo tan terrible.
Qué tienen en la cabeza y en el corazón.
Qué carajo tienen.
Publicado en http://vlogespanol.com/node/165#comment-37// ---> He colocado el link, es una página interesante.
Al final decidí colgarlo aquí, en mi blog, porque ayer fue un día raro, por muchos motivos:
1) Por culpa de ver el telediario (Bi me lo acabará prohibiendo...).
2) Porque tuve que despedir a Eva y a Marisa tras un fantástico fin de semana.
3) Porque David vino a verme con María y me contó cómo iban las cosas en el trabajo, y me encantó pero no pude evitar odiar a "ojo" durante unos minutos y sentir pena por no poder estar allí.
4) Porque amo a Bi, y una vez más me di cuenta de las puñeteras limitaciones que esta enfermedad me regala cada día.
No hay más camino que hacia adelante querida...

4 comentarios:

Bi dijo...

Tranqui guapita que a todo cerdo le llega su San Martín (por lo menos eso espero), mientras yo te cuido. Beso.

Nelke dijo...

Si se puediera, verdad?...! pues sólo queda asegurar que uno mismo hace lo correcto.

Gracias por la visita ;) y sí, efectivamente, Silvio Rodriguez, un poeta con guitarra como dice él.

Nelke dijo...

Seguiré visitándote!

Ariam Ram dijo...

Gracias Nelke, tienes razón, con procurar hacer uno lo correcto con, al menos, quiénes tiene al lado y saber pedir perdón y perdonar, ya tenemos tarea... Puede que parezca poco, pero yo creo que no lo es.

Me encanta Silvio ¿Conoces al otro Silvio, al de Sevilla?

Yo también seguiré visitándote, aún me queda mucho por ver.

Beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...