sábado, noviembre 17, 2007

"Felices los normales"

FELICES LOS NORMALES Felices los normales, esos seres extraños, Los que no tuvieron una madre loca, un padre borracho, un hijo delincuente, Una casa en ninguna parte, una enfermedad desconocida, Los que no han sido calcinados por un amor devorante, Los que vivieron los diecisiete rostros de la sonrisa y un poco más, Los llenos de zapatos, los arcángeles con sombreros, Los satisfechos, los gordos, los lindos, Los rintintín y sus secuaces, los que cómo no, por aquí, Los que ganan, los que son queridos hasta la empuñadura, Los flautistas acompañados por ratones, Los vendedores y sus compradores, Los caballeros ligeramente sobrehumanos, Los hombres vestidos de truenos y las mujeres de relámpagos, Los delicados, los sensatos, los finos, Los amables, los dulces, los comestibles y los bebestibles. Felices las aves, el estiércol, las piedras. Pero que den paso a los que hacen los mundos y los sueños, Las ilusiones, las sinfonías, las palabras que nos desbaratan Y nos construyen, los más locos que sus madres, los más borrachos Que sus padres y más delincuentes que sus hijos Y más devorados por amores calcinantes. Que les dejen su sitio en el infierno, y basta. Roberto Fernández Retamar
Es precioso Xesús, gracias porque te lo tomé prestado.
ARIAM RAM VIDEOCREACIÓN>>>

9 comentarios:

martin dijo...

Es bonito mas o menos lo e entendido aunque no creas que del todo se entiende. Ahora me pasare por el blog de Xesús a ver que tal esta. Enga un saludo y gracias a ti tambien por leerme

yole dijo...

Vaya eso de los normales...hombres vestidos de truenos y mujeres de relámpagos...simil que aprender e investigar.

Ariam Ram dijo...

Supongo que habla de aquellos que tuvieron la suerte de una vida hermosa pero que miran por encima del hombro a los que no, que no los entienden y desprecian Martín.

Y de que esos, los que no la tuvieron, quizás, son quiénes pudieron ver más allá en su desesperación, y ver cosas que ellos nunca pudieron ver. A veces mounstruos, a veces belleza, en su mundo interior, reivindicando su hueco en este infierno que, en ocasiones, puede ser la propia vida.

Quizás, y sólo quizás, cuando a alguien que ha sufrido le sonríe la suerte, guarda esa sonrisa en su caja de tesoros. Y quizás, sólo quizás, los que habitan bajo su sonrisa carecen de tesoros, perdiéndose la mitad de las maravillas de nuestra mente y del mundo.

¿Crees que un ciego que de pronto pudiera ver, vería las cosas igual que un vidente o acaso una simple taza no sería maravilla? Eso no hace malos o tontos a los videntes, pero pocos cerraron los ojos a oscuras para saber qué se siente y entender a un ciego.

Esos "Normales" de los que habla son "felices" porque son ignorantes y sobretodo, porque deséan seguir siéndolo para no ser tocados por la desgracia.

Normal.

Si no les duele su desgracia, porque afortunadamente no la tienen, cómo va a dolerles la de los desgraciados.

Felices.

Pero todos vivimos y morimos.

Creo que de eso habla, puede, Martín.

-----------------------

Hola Yole, querido, es cierto. Extraños disfraces que quieren aparentar no serlo. Máscaras de baile. El baile de la vida. Esos que como el rayo pisan tierra y electrocutan con su presencia.

Como le dije a Martín, sólo quizás.

yole dijo...

El baile de la vida hay que bailarlo en la tierra más que en el cielo....así que mejor es que no te duelas.
Besos.

Ana R dijo...

Me impactço sobremanera este texto.Por ese disparo directo y tan real , como desnudo, sin escabrosidades.Me impactó, sí.Y viistaré al autor, sin duda.

Un abrazo

capitan dijo...

"Felices las aves, el estiércol, las piedras."

Felices todos

:)

Ariam Ram dijo...

Bien cierto es Yole, aunque a veces elija el mar... (ni lo uno ni lo otro), pero ha de hacerse en la tierra y marcando bien los pasos procurando no tropezar ni dolerse por ello.

Te beso.

Gracias Ana, me pasó lo mismo al leerlo en la página de Xesús, "un disparo directo", y "que nos dejen su sitio en el infierno, y basta". No hacen falta más palabras.

Besos

Felices todos Capitán, felices, que cualquiera posee el derecho aunque no pertenezca a "la tribu". Y poco a poco, a nuestro modo, nos vamos acercanco a algo cuyo nombre se parece al de la "felicidad", eso que se cuenta por minutos saltedos...

Más besos.

Amor dijo...

felices los que prescindimos de lo normal para querernos, vida

:-)

amor

Ariam Ram dijo...

Para muchos, el amor, ni siquiera entra dentro de lo "normal, Amor.

Beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...