miércoles, octubre 31, 2007

"La Mar de Serena"

"Hay hombres que luchan un día
y son buenos,
hay hombres que luchan un año
y son mejores.
Hay quiénes luchan muchos años
y son muy buenos.

Pero hay los que luchan toda la vida:
ESOS SON LOS IMPRESCINDIBLES".
Bertolt Brecht.

No sé cuántas veces he repetido estas palabras. Hoy volvieron a mi, a mi mente, a la punta de mi lengua y a la punta de mis dedos.

Llevo meses huyendo de la falsedad, de la mentira, de la cobardía, del engaño, del daño, empeñada en que nada ni nadie cierre mi boca nunca más ni quiebre mis sueños. A través de la guerra y de la paz, de la confianza y el resentimiento.

Pero nunca he cesado.

Porque aunque bien cierto es lo que también repetido he dicho otras veces, a través de la voz de Silvio Rodríguez "... Y comprendió que la guerra era la paz del futuro", y por más que me haya costado creerlo, he comprendido que sólo los buenos "soldados" luchan toda una vida: por la libertad, la verdad, la comprensión, la tolerancia y el amor a los demás.

Quizás fue Jesús quien dijo: "Sed hermanos, no primos". También algo parecido a que hay que demostrar el amor diciendo, a veces, palabras duras a tus hermanos para que abran los ojos, que ocultar la verdad es mentir si ves que tu hermano se equivoca. Que hay quién ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el suyo... (Amor, tú que sabes de esto más me corregirás si me equivoco).

Hay que ser fuertes como rocas, y soportar las embestidas del mar cuando llegan. Pero si es verdad una cosa, si las rocas no acabaran destrozadas, no existiría arena bañada por el océano en la que hundir los pies.

Sólo acantilados hostiles.
Siempre.

Quizás sea bueno remover conciencias, convertirse en arena y disfrutar de una nueva vida. Pero no todos tenemos el valor de aceptar que nos digan las verdades a la cara.

Por eso: esos que luchan toda la vida, son los únicos IMPRESCINDIBLES, y a su vez, sólo por ellos merece la pena luchar.

Aunque sea toda una vida.

El resto... Mejor no hablar del resto.

(Y voy poniendo otro pie sobre la hierba, sigo caminando y digo adiós a algunos, hasta pronto al resto... Porque me voy de viaje, de hecho, hace ya mucho que me fui).




7 comentarios:

Ariam Ram dijo...

Hay que tener mucha valentía para tirarse al vacío, al futuro desconocido. Para tomar la decisión de avanzar en la vida.

Y hay quiénes jamás la poseerán, por una razón muy simple: son incapaces de amar.

Hasta nunca oscuridad, hasta nunca muerte en vida, hasta nunca...

Amor dijo...

niña, me parece que tenemos que hablar

¿qué hay detrás de esa decisión, qué vas a hacer? me preocupas, te quiero y quiero que estés bien

si no es nada grave, si puedo estar tranquilo, comento el post: una de las cosas que dijo jesús es "la verdad os hará libres", y bien, has hablado de los que pasan toda la vida buscando la verdad, y también dijo jesús que el que busca encuentra, y yo añado de mi cosecha y no solo de mi cosecha, sino también del zen y de más sitios: las cosas llegan cuando estás preparado para aceptarlas o asimilarlas

la mayoría de las personas del mundo no ven la verdad, es más: yo no veo la verdad, no soy libre del todo, ¿por qué? no porque no busque la verdad o no la desee, sino porque no estoy preparado, no estoy preparado para ser libre del todo, para ver a todas horas claramente con mis ojos que todo es posible, que la materia obedece continuamente al pensamiento, que solo somos pensamiento y todos un solo pensamiento, no estoy preparado para darme cuenta de que tú y yo somos un solo ser, y lo somos, mar: somos el mar que inunda el universo y somos el universo mismo, y somos amor, no somos más que amor, aunque casi nunca lo entendamos

;-)
te quiero

santi

Ariam Ram dijo...

No te preocupes Santi, no. No voy a lanzarme nunca más al vacío. No lo haré nunca más.

Porque duele demasiado.

Sólo pido un descanso, sólo quiero... Estar tranquila. Sólo eso.

Es cierto que busco la verdad, "una verdad", ... Yo también me equivoco, también soy cobarde.

Pero jamás dejaré que nadie entre en mi corazón, ni en mi vida.

Ya no.

Tampoco estoy preparada para ser libre del todo. Pero a estas alturas aborrezco tanto el dolor gratuíto, la gente que no es capaz de reconocer sus limitaciones y te machaca, la cobardía por la cobardía... ¿Quién se cree en posesión de la verdad absoluta, quién?

Quién lo suficiente como para destrozar vidas.

Lo único que me ha hecho libre siempre es la verdad, aunque duela.

Yo tb te quiero y te agradezco tus palabras y tu tiempo.

Por ello te dedico estas, aunque no sean mías: "...Cuando miras atrás y ves lo que has superado, empiezas a darte cuenta de que en la mayoría de los casos los fracasos no provocan daños irreparables: de hecho, te ayudan a crecer...".

¿Mi fracaso? Creer en lo que no debía, confiar, una y mil veces. Pero miro atrás y aunque haya más cosas a mi alrededor que me dañen... Me siento orgullosa con todos mis errores de cuánto he crecido. A pesar de las heridas.

De quién soy. Imperfecta, absolutamente imperfecta.

Gracias de nuevo.

Gracias, Amor.

luzdelsol dijo...

.......Y hay quiénes jamás la poseerán, por una razón muy simple: son incapaces de amar", palabras muy ciertas mar, hay quienes huyen ante la vida, y esa capacidad de poder dar amor es privilegio solo de algunos, esa alegria y el no dañar a otro, es solo de algunos, esos son los que importan. el resto es cobardia, pasan la vida dejando heridas y pensando solo en ellos/as mismos y en lo que ellos/as puedan sentir. el resto es nada.
nuevamente paso por aca y siento empatía con vos.
saludos
:)

Anónimo dijo...

Hola Mar!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Ariam.. veo que tu corazón esta desbordado..
No se lo que estas buscando.. pero deseo que lo encuentres lo más pronto posible..

No podemos huir de lo inevitable..

Solo tu misma puedes aplacar ese huracan que tienes dentro de tus pensamientos..

se fuerte.. descansa y respira..
un abrazo..

Ariam Ram dijo...

Hola Luz de Sol y Pier, gracias.

Todos somos capaces de dañar, a veces. Al sentirnos impotentes, cuando nos dañan sin razón, cuando nos dejan sin armas.

Se lo decía a Amor: yo también soy imperfecta y cobarde. Y no me avergüenzo cuando se trata de injusticias. Cuando no, pido perdón, al menos hasta ahora ha sido mi manera de actuar.

También me equivoco y prejuzgo. Pero también es cierto que es fácil equivocarse, prejuzgar y dañar cuando no sabes a qué te enfrentas y te lo ocultan.

Si, mi corazón anda desbordado por millones de motivos. Y sé que todas las heridas al cicatrizar dejan una lección nueva para aprender.

Y está en mí estar en paz. Cierto es. Entre otras cosas huyendo de los pensamientos que hacen daño.

GRACIAS.

Anónimo: No sé quién eres y me gustaría, en cualquier caso, gracias por tu saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...