miércoles, octubre 10, 2007

"Espinas"

Y con el Cd de la B.S.O. de “Amelie” (que por cierto me encanta) sonando en el coche me llevó a dar un paseo por la ciudad. No es demasiado grande y nos dirigimos a la frontera. Tres vallas de espinas nos separaban de quiénes vivían al otro lado. La música, extrañamente absurda para la ocasión, la convertía en algo más atroz si cabía. Aquello tantas veces visto en la televisión era real, tanto, que podía tocarse. Aunque no traspasarse... Largo, largo, continuado, interminable... Como y hasta el mismísimo mar. Recuerdo el amarillo del polvo, y el verde amarillento. Pero en mi mente predomina el rojo. Al fin y al cabo el color que mejor nos define como seres ¿humanos? Mar Cantón

(Gracias a David por tantos momentos)

Tags:

ARIAM RAM VIDEOCREACIÓN>>>>

5 comentarios:

capitan dijo...

Buena la pelicula y esta musica me puso bien el dia ke la escuche.


saludos

Con limón, por favor... dijo...

No conocía la música, tú sí. Seguramente por eso te parece absurda la unión entre esas notas y tus imágenes.

Esas calaveras amenazantes, esas sombras humanas indefinidas son una descripición perfecta de lo que significa esa alambrada: gente sin sombra que huye de una muerte para meterse en otra. Llevan la esperanza de nacer a otra vida y quizás la alambrada o el mar en el que navega la patera es como el parto: doloroso, con miedos por que algo salga mal y se convierta en tragedia, pero con ilusión y esperanza de vivir.

Ariam Ram dijo...

Hola de nuevo Capitán, gracias, fue una sensación extraña, difícil de definir. Si te ha llegado, algo he conseguido.

Con limón: Te digo lo mismo, ¿La Música? (va para ambos) Si escuchas el CD entero te parece absurda contemplando algo así. Es precioso, pero habla de una historia tan diferente, tan lejana... Y sin embargo, estaba allí mismo: una historia que se nos repite en nuestro mundo separada por alambradas de tantas otras tan diferentes, y en ellas, las alambradas, la muerte, la desesperación, una distancia eterna medida en unos cuantos metros.

Una sencilla historia de amor frente a la vida desnuda.

Barreras que caen y barreras que crecen.

Barreras... Y el hombre haciendo y deshaciendo a su antojo.

Es tan larga (la vaya) que casi dio para escucharlo entero.

Saludos y gracias.

Bi dijo...

Podría escribir este comentario para decir que el video te hace llegar un sentimiento de forma clara y directa, que enlaza perfectamente música, imágenes y mensaje, que te traslada al lugar sin tener que moverte de casa... pero escribo para algo más egoísta, para decir ¡bien!, ¡de puta madre!, han vuelto las videocreaciones de Ariam Ram. Motivo de felicidad para todos nosotros (o por lo menos para mí).

Ariam Ram dijo...

Sé egoísta siempre :), te sienta muy bien.

Gracias y un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...