miércoles, marzo 12, 2008

"Si mirara más hacia el Espejo..."

Pensando en cosas del “más acá” apenas prestaba atención a la trama. Era tarde, una de esas series sobre el “más allá” dentro del televisor. Miraba pero no veía, absorta, sin interés… Un cuarto de baño comenzó a inundarse con el protagonista dentro, aquello llamó mi atención sacándome del “ácaro” e introduciéndome en el agua. Todos los grifos demoníacamente abiertos, desesperados, todas las puertas cerradas, sin salida, y él, más desesperado trataba de abrirlas… Rápidamente su cuerpo quedó inmerso, un miedo antiguo apareció en su mente… Era un niño y casi se ahoga en un lago oscuro… Y oscuro comenzó a volverse el entorno… oscuro y denso… Su mente se iba apagando, ya no podía respirar pero sus ojos comenzaron a ver mientras flotaba, como en el primer líquido allá en el vientre… Y un hermoso racimo de imágenes comenzó a proyectarse en su mente, una tras otra, rápidas, fugaces… Perdía la conciencia… Se iba perdiendo su existir.

Al final se salvó (cosa que suele pasarle a los protagonistas) pero aquella típica escena de E.C.M. (experiencia cercana a la muerte) sin túnel blanco (no sería para nada su hora o el presupuesto no llegó para tanto) tantas veces reproducida en películas y series me hizo pensar… (Qué raro: yo pensando!!!!)… Al menos me sacó del “ácaro” de la preocupación y me llevó a otros lares… Y pensando pensé… ¿En qué pensaría yo si estuviera a punto de morir y de verdad viera la “película de mi vida” pasar por delante?… No sé, no creo que a uno le de tiempo de verlo todo (o sí), pero me perdí en instantes, en momentos especiales, buenos, malos… Y pensando más pensé… Probablemente haya mil cosas que estén ahí, que nos hayan marcado de alguna u otra manera y no recordemos durante el día a día, y nos sorprenderíamos al verlas en ese instante… ¿Cuántas cosas guardamos?, ¿Cuántas guardaríamos?, ¿Cuántas nos llevamos de verdad?

Si fuera cierto que esto ocurre no lo sabremos hasta que el momento llegue, pero quitándole el lado macabro al tema, sería precioso pensar, recordar cada instante, todos esos momentos de nuestra vida que la mente archiva y que nos hicieron felices o nos transformaron, que cambiaron nuestras vidas… Echar por un momento la vista atrás y hacer recuento…

Más tarde, al día siguiente mi oráculo estuvo en casa y me contó por boca de Jorge Bucay un precioso cuento, es éste, escuchadlo (aunque muchos igual lo conocéis):

Y enlazando ideas quise hacer el experimento, retroceder en el tiempo y contar cada segundo, cada instante de felicidad, o de ternura, y por qué no también de dolor pues éste nos forma y conforma del mismo modo…

Y escribí... Unos 6 ó 7 folios, sólo frases, palabras sueltas... Y me di cuenta que cada vez que repasaba aparecían momentos nuevos. Es imposible o al menos lo es para mi, recordar cada instante importante de mi vida, quizás los recuerde cuando llegue ese momento, quizás vuelva a ver la primera luz que vieron mis ojos. Y quizás mis ojos nunca lleguen a quedarse a oscuras.

Sólo dejaré el primero y el último escritos:

·La noria de colores que aparecía en el cielo, enorme, majestuosa, cuando el afilador tocaba esa melodía grabada por siempre en mi mente y me asomaba al balcón inundada de sol. Aunque nunca vi al afilador.

·Pase lo que pase tengo que seguir luchando.

Puede que no no debamos esperar al último suspiro para valorar nuestros instantes de brillo, de vida, de felicidad, de cambio… Y a ello os invito si gustáis. Compartirlo o no es vuestra voluntad. Aunque me encantaría conocer alguno.

Encontré esta joya de canción, esta preciosa versión del tema de Los Secretos… “Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad…”…

Un beso a todos, a todos…

P.D.: Ayer martes fue un día muy duro, por ello y aunque algunos no sean conscientes doy las gracias a: Nacho, mamá, Paty, Alberto, Carlos, Lobo, Santi, mi querido Mesa, José Luís…

Gracias por quererme.

32 comentarios:

Amarcord dijo...

como no se va a querer a una niña cuentacuentos con carita de buena y flores en el corazón?
aiiiiiiiiiiiii.. achuchón.. que este finde nos vamos como sea a mérida, joíaporculo

Anabel dijo...

Nunca perdonaré al ese ginecólogo que me durmiera en mi primer parto. En el segundo ya me encargué de que eso no sucediera. Y este fue el momento más feliz de mi vida: ver la carita menuda y arrugada, con unos ojos sorprendentemente abiertos, con la pequeña lenguecita fuera de sus labios, mirando el nuevo mundo donde había ido a parar... "No llora" dije angustiada. "¿Para qué quieres que llore? Ha nacido sabiendo respirar." Y ya la amé para siempre jamás. Es la alegría de mi vida.

Gracias por dejarme compartir.

Ah, la Cuentista tiene cuento nuevo. Espero estar más prolífica de ahora en adelante.

Besos, hermosa,

Anabel, la Cuentista

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Mar, que lindo cuento, o relato, lo disfruté.
Sin duda los momentos más hermosos de mi vida se relacionan con la maternidad. Uf y los otros tantos en mi niñez.

Pero te contaré una situación pequeña que me hizo muy feliz en la época en que hacia mis talleres de pintura para niños.

Muchos de ellos llevaban ya 5 años seguidos tomando mi taller...lo que me obligaba a renovarme constantemente....un día le pregunto a una de mis niñitas (11años):
-No te aburres de tomar siempre el mismo taller todo los años??,
no crees que para tí sería bueno comocer otros talleres y aprender otras cosas???
a lo que ella me respondió:
-Paty, y tu no entiendes que yo estoy todos los años en tu taller para estar cerca de tí?....y me abrazó.

Fue un lindo momento que nunca olvidaré.

Gracias a tí Mar, por hacerme recordar ese día...jajaja ya estoy llorando, no hay caso conmigo...besos
....y yo se Mar que tus ojos nunca verán la oscuridad! Cree en mí y por sobre todas las cosas Cree en tí.
paty.difusa

yole dijo...

Recuerdo mi primera visita a una feria, tenía yo unos seis años, donde vi por primera vez un tiovivo, en el que muchos caballitos de alegres colores giraban y giraban...Mi padre me subió en un brioso corcel que "galopaba" tan veloz como el viento. Contento y feliz yo sobre el caballo viajaba...no fue un viaje, ni dos, ni tres, ni cuatro...¿Cuántos viajes fueron? no lo sé, sí se que del caballito no me quería yo bajar, que a su cuello mis brazos se abrazaron, que con el sube y baja de aquel primer galope mío...y agarrado al cuello del caballito yo me dormí.

Besos de luz.

MOIRA dijo...

Como ya te dije ayer..
las personas pasan por tu vida siempre,estoy convencida de ello,por alguna razón, mejor..peor..
Esta vez,cuando abrí la ventana entre un mundo lleno de frases vacias y gente disfrazada entró un soplo de aire fresco,un olor a sal y brisa, lleno de los colores más hermosos que he visto,yo, que casi siempre miro las cosas en blanco y negro, pude mirar y al mismo tiempo ver muchas cosas através de esta ventana,la tuya mar

Cada palabra que escribes me llega al espejo,si,pero a ese que nos refleja tál y como somos, el del alma..

Nadie que no te quiere te merece, por tanto( palabras por deformación profesionál)..disfruta de la gente que te adoramos, más hayá de los cables subterráneos y las conexiones.

Yo siempre pienso quizá de forma errónea que no conoces a alguién hasta que no le miras, hasta que no te abraza y sientes su calor, entonces, ami, se me abre el corazón o por el contrario,se me cierra a cál y canto para siempre...
Contigo mi querida mar, pasó la escepción, no he sentido tu abrazo físico,pero es como si cuando ando "PERDIDA" TÚ ME ABRAZARAS CON TUS POST Y COLORES, CONTIGO MAR, ES DISTINTO POR PRIMERA VEZ,YA HE VISTO TUS OJOS,SIENTO QUE TE CONOZCO DESDE SIEMPRE, Y COMO DIGO..ESTABAS AQUÍ PARA QUE YO TE ENCONTRASE.Ç

Gracias..

MOIRA dijo...

Algo que olvidé..

BUCAY es uno de mis maestros, empecé a leerlo cuando entré en el mundo de la psicología, entonces descubrí muchas cosas, me ayudarón y con él trabajo muchas veces para los demás..
Cuando tengo algo que decir, y no quiero ponerme pesada, dedico un cuento..y entonces la gente te entiende de forma más abierta, y entonces, se enamorar del "GORDO"..

Uno de mis favoritos es este..


http://www.creceroperecer.com/videos/video-obstaculos-cuentos-para-pensar-jorge-bucay.html

Ariam Ram dijo...

No imagináis lo agradecida que estoy, la ilusión que me hace cuánto estáis dejando aquí, vuestros trocitos de recuerdos felices... Tanto... Me encanta!!!! Sólo quería deciros que ante vuestros comentarios necesito tiempo para responder como es debido a cada uno (y a tí Lobito :)... Para leeros aquí y allá, en vuestras "casas"... Para disfrutaros.

Un abrazo enorme, volveré con mis respuestas, pues adoro responderos...

MAR.

Anónimo dijo...

Un momento feliz lo viví ayer cuando una boca preciosa sonrió de placer y gusto y tan sólo unos momentos antes me hablaba de desdicha e incomprensión.

Mil besos siempre

Nemo dijo...

Ahi va mi aportación...es una historia "mínima", pero es la que se ha venido a mi mente después de escuchar ese preciosísimo cuento.
Ocurrió hace tres o cuatro años. Me había ido a pasar algunos días solo a una casita que tiene mi madre alquilada en un pueblecito de la sierra de Gredos. Debía ser finales de Primavera y, a media tarde cogí el coche, subí por la montaña y después continué andando y andando entre bosques de pinos, castaños y robles. Era entre semana y no debía haber nadie en muchos, muchos kilómetros a la redonda.
El atardecer era perfecto, suave y relajante como un baño de agua tibia. Al doblar un recodo del camino apareció ante mí, absolutamente majestuoso, cubierto de musgo y líquen, el castaño más impresionante, retorcido y hermoso que he visto en mi vida. Era imposible abarcar aquel tronco, del que salían unas enormes ramas casi del tamaño de los demás castaños que nos rodeaban...
Me quedé extasiado durante minutos. Después, venciendo la tentación de mirar de reojo por si alguien me observaba, junté las manos...e hice una profunda reverencia, sincera y sentida, delante de aquel ser mitológico y centenario, simplemente por el hecho de que él había visto muchos más amaneceres que yo derramándose sobre el valle, y porque, aunque habitualmente no soy de ese talante, siento que, ante algunas cosas, hay que expresar cierto respeto.
Besos

PD: podría seguir contando las alegrías que me está reportando "el blog" y su mundo, pero ya me estoy pasando...

Beto González dijo...

mis momentos felices no son concretos, no es un momento sino el conjunto de momentos.

uno de ellos fue cuando vivi en Detroit ahy conoci a uno de mis mejores amigos, es un aleman, un gran hombre que admiro, el solo hecho de pasar el tiempo con el era una alegria porque habia un gran amor de hermandad entre los dos.

otro hombre que era muy sentimentalista, este era un irlandes, le gustaba abrazarme y yo no me dejaba, hice una apuesta a que se comiera un chile jalapeño y me dejaba abrazar por el lo que quisiera se lo comio, lo cual fue un momento hilarico ya que se puso rojo a mas no poder y tuve ke dejarme abrazar.

cuando me despidieron de Detroit.

cuando fui recibido por mi familia.

en mi primer concierto con mi grupo favorito Apocalyptica, fue un momento de felicidad y de grandes emociones.

mi mejor amiga (la cual a causa de su novio casi no hablamos) es todo lo contrario a mi, ella es cursi es una mujer tipica pero eramos grandes amigos, era un gran gozo pasar el tiempo el ella.

cuando mi hermana me dijo ke su mejor recuerdo era cuando fueron a recibirme al aeropuerto

cuando me di cuenta que no era feo y que podia atraer a las mujeres hermosas.... cuando supere mi bajo autoestima y cuando construi todo lo que soy por mi mismo.

cuando me di cuenta que todos podian estar encontra de mis creencias y aun asi ser firme... Dios existe, porque en este mundo hay mas odio hacia Dios crean en el o no.

Al conocerte a ti , porque eres una mujer interesante y valiosa que aprendio a valorar mi forma de pensar, cosa queno muchos lo hacen.

Beto

yole dijo...

Suaves olas de mar enlacé en el espejo...para acortar el fin de semana.
Besos peinadores.

IGNACIO dijo...

Por experiencia propia, puedo decirte que ese túnel existe, que se recuerda como ráfagas... Y también te aseguro que el dicho de ver "las estrellas" también es cierto.
Bs.

Ariam Ram dijo...

AMARCORD, lobito de mis entretelares... Qué buen día echamos y eché... Qué impacto los cuadros de LUNA en directo, qué buena compañía y qué peaso colega, mi pelusita...

(la primera palabra que se me ha venido a la cabeza es cartapacio... Para mí que la "neurona" se me quedó en una curva apuntando todavía, jajajajajaja)

Mil mordiscos de te quieros y abracitos...

(las fotos, las fotos, las fotos, las fotooooooooossssssssss...)

Por cierto... Un buen día para guardar en "mi memoria" en un momento importante para mi, y "esa neurona", de momento, es un escribano fiel.

:)

Ariam Ram dijo...

ANABEL!!!! Espero que no te me ofendas pero con esa carita de niña traviesa que se te asoma bajo la manga...

Eres madre!!!! Y me emociono, mucho, si... Porque sé que justo debajo de tu comentario me espera otro, de otra madre...

No imaginas qué sorpresa... Y "para qué quieres que llore"... Como para olvidarlo... Menudo momento debe ser ese.

¿Gracias a mi? GRACIAS a TÍ por compartirlo, por hacerme partícipe de algo tan hermoso y tan tuyo, aunque algo así... Algo así es para gritarlo a los cuatro vientos.

Me emociono... Empiezo a emocionarme. Es precioso ANABEL. Gracias de nuevo.

Estoy deseando leer ese nuevo cuento y los otros que descubrí, se me acumula el trabajo (sonrisa).

Un beso gigantesco linda cuentista...

Ariam Ram dijo...

(PATY... Aún te debo fascículos de pasado y presente en esa curiosa colección que estamos creando entre ambas y para ambas... Y deseando continuar).

Es un cuento precioso si, para pararse a pensar, le dan a uno ganas de sacar el cuaderno de ahora en adelante y decidir que no debe haber "tiempo muerto".

Cuando uno siente, como tú debiste sentir en ese instante, que alguien te quiere tanto, te aprecia tanto, te necesita... Y más siendo un niño... El mundo de pronto se quita el velo de los días grises y se vuelve arcoíris llenándonos el corazón.

En esos momentos que anoté hubo cuatro muy especiales, salteados en el tiempo, que tanto ANABEL como tú me habéis hecho recordar ahora, pues son los más mágicos que he podido vivir: el nacimiento de mis cuatro sobrinos.

4 milagros, 4 caritas entre mantas tras horas de incertidumbre, 4 cositas vivas que habitaban en los vientres de mi hermana y mi cuñada... Esas caritas siempre estarán en mis racimos de imágenes, ya lo están, y lo siguen estando.

Aunque quizás muchos no lo crean son mi prolongación de futuro, en ellos veo como la vida continuará de un modo que antes nunca pude.

No me extraña que al escribir esto lloraras, yo también al leerte y leeros, de alegría y extraña pena.

Y de GRATITUD.

Creo PATY, creo, si no creyera estaría perdida de antemano.

Un abrazo enorme...

Ariam Ram dijo...

jajajajajaja, YOLE... Y por qué será que me imagino tu carita dormida abrazada al caballo... Y esos caballitos, si... Esa ilusión por subir a la plataforma y agarrar corriendo uno, con la sonrisa ¡Ya lo tengo! Y la ansiedad porque empezaran a girar, y a girar... Y porque nos vieran (porque si no nos veían no era lo mismo)...

Y quizás te quedaras dormido pues a los niños la emoción les agota, pues todo suele ser emoción en cada segundo de sus días, descubrimientos... Y da gusto cuando se quedan dormidos y dices ¡Es que hoy no han parado! Y serán sueños felices de tanto hacer y deshacer de todo...

Y tú en tu caballito, uniendo el sube y baja real por el "galope" del sueño... Del sueño de un niño...

GRACIAS YOLE, ojalá nunca perdamos esa capacidad de agotarnos de pura ilusión...

Mi beso iluminado de domingo, iluminado por vosotros.

Y mi beso de Mar para tí.

Ariam Ram dijo...

MOIRA... Bueno... Tras tanto, al leerte he "eclosionado"... En un llanto que limpio saca la porque ría que aún me queda porque siento tu cariño más allá de esos cables y conexiones de los que hablas...

Eres ahora como es niña que abrazó a PATRICIA para mi... De esos seres, de esos momentos que dan sentido a los "espacios en blanco" en el cuaderno de la vida...

Es tan difícil hallar la flor... "Esa flor", esa "ola justa" que se quiebra como tú deséas... Y se vierte sobre la arena haciéndote cosquillas. Y es una de entre todas las del mar.

Quizás siempre he pensado que todo el mundo me merece y que yo apenas merezco nada (deformación natural), pero sé ver cuando un ser se desarma de cualquier objeto punzante o hiriente y completamente desnudo se presenta ante tí.

Lo sé porque lo hice mil veces y algunas, demasiadas, no sólo me expulsaron a patadas sio que me llamaron imbécil por no "saber defenderme"... Incluso de antemano.

Y ahora recién comienzo al menos, a vestirme para no pasar frío y a cerrar los ojos para no ver cuando me enfrento a algo que sé me dañará de algún modo... O se me sale la ira en palabras que el viento se lleva letra a letra, pues sólo pesan un momento de dolor. No pesan nada.

Yo también he pensado así muchas veces MOIRA, y aún lo pienso, pero también, como tú, creo que a veces no es necesario el contacto físico directo para intuir o saber que eres bien recibida en un lugar, que encuentras lo que te gusta, que sienten igual que tú, y que cuánto sientes no cae en saco roto, sino que es exquisitamente recogido y valorado.

Almas vienen almas van, como en la vida... Pero algunas se quedan, y se quedan... Y todo va más allá de una simple ventana.

En la tuya me quedé porque sí, porque al leerte en mi casa sin esperarte me dibujaste una sonrisa y corriendo fui a conocerte.

Y encontré una tierra hermana, quizás formemos parte de la misma tierra y no lo sabíamos, porque comparto tus sueños y al hacerlo hallo los míos expresados como yo no supe.

Porque a veces, la vida parece en blanco y negro, y como ya dije, quizás desde la "oscuridad" se aprecien antes los "colores" al verlos venir.

Te abrazo más allá de la red inalámbrica y etérea, y te doy mi mano, seguramente debías encontrarme, si. Estoy segura de que debíamos conocernos.

Impaciente por ver cosas que sé me esperan.

Tu trozo de mar.

Ariam Ram dijo...

(Veré ese cuento MOIRA, has abierto una curiosa puerta para mi, y sonrío, ya te contaré...)

Ariam Ram dijo...

ANÓNIMO... Seguramente diste a esa boca el abrazo, la comprensión, el cariño, el tiempo...

Eso es oro cuando alguien se siente perdido y busca la comprensión y el descanso en esos seres en los que sabe puede quitarse la débil máscara y ser, simplemente ser... Porque te quieren con todo y cuánto eres.

Mil besos más...

Ariam Ram dijo...

Nunca te "pasarás" NEMO... Y ojalá no dejes de contar alegrías y sumarlas, una tras otra...

Eso que dices, eso que cuentas... Se me ponen los vellos de punta... Cuántas veces he sentido algo así, si pudieran abrazar los cielos o atrapar al viento, si el MAR bendito fuera abarcable... Ni con la mirada podemos...

Eso de lo que me hablas es gratitud, pequeñez, vida, reconocernos ante cuánto nos rodéa formando parte de un todo maravilloso, y estoy segura que ese castaño viejo y sabio, te miró, te sintió, puede que no hubiera nadie pero él si estaba, observando como un hermano le daba las gracias por existir y descubrirle por un momento, que la vida es mucho más que nuestro ombligo de humanos...

Siento como tú, no te equivocas...

Él que tanto ha visto y sabe, él que que puede ser tan frágil y sin embargo, es, desde un tiempo desconocido, y habita, y allí estaba para que tú lo decubrieras y te quitaras sabiamente el sombrero ante él...

Es más que respeto NEMO, es tener el alma grande y recolectora, es comulgar con nuestra condición de "invitados" que en demasiadas ocasiones se saltan las normas.

No estamos aquí para siempre, tenemos poder por encima de ese enorme castaño, tenemos poder por encima de una peqeña hormiga... Y tenemos el poder de presentarles nuestra reverencia y admirarlos como seres que comparten el mundo con nosotros y también nos dan la vida.

Eres grande, muy grande, tanto como él.

Y ahora soy yo quién se quita el sombrero ante tí.

Ariam Ram dijo...

Es cierto BETO que la felicidad completa es un segundo, y todos esos segundos la forman... Extraño...

Los amigos, (y sonrío), hay momentos mágicos, un chicle de jalapeños, jajajajajaja, no sabía que existieran... Y un irlandés sentimental que deseaba abrazarte constantemente, jajajajajajaja... Es genial...

Las despedidas no suelen olvidarse, no... El corazón se abre de par en par deseando atrapar la esperanza del reencuentro, y encontrándola o no, se le hace una muesca al corazón, como las de un revólver...Una muesca más...

Volver a casa... (me recuerda a algo típico por acá, momento "El Almendro", si sientes curiosidad ya te contaré cuando quieras, jajajaja).

Yo recuerdo varios aunque me perdí por causas "casi" ajenas a mi voluntad a uno de los grandes THE CURE... También se recuerda "lo que pudo haber sido y no fue"...

Nos complementamos con personas aparentemente muy opuestas, pero siempre (creo) que porque hay un hilo conductor más fuerte que cualquier diferencia...

¿FEO? ¿FEO TÚ?... Ayyyyyyyy, si no fuera porque a mi también me pasa te reñía, jajajajajajaja...

Cuando uno procura ser bueno (pues nadie lo es por completo), reconocer sus errores, tratar de enmendarlos, ser generoso, tener la creencia firme de que "PUEDE", sea lo que sea, se burlen cuánto se burlen y te ningunéen las veces que les de la gana... El camino parece más empinado y abrupto que nunca, y sin embargo, algo por dentro te hace sentir que hay que seguir adelante y no rendirse... Que esos valores son buenos, aunque te tachen de loco, absurdo, perdedor, iluso, irreal...

La satisfacción es inmensa. Cierras los ojos y por más dolor acumulado te sientes fuerte al subir un peldañito más y creer en tus sueños.

Yo también pienso de un modo extraño que es Dios, pero da lo mismo, simplemente es algo que nos está por encima, y nos hace luchar por cambiar las cosas, aunque sea, como NEMO, con una sencilla reverencia ante un señor árbol...

Y poder decir, aunque nuestra voz suene bajita y pequeña: "basta, abrid los ojos, ya está bien de vivir como ciegos"... Ufff... Nada peor para los ciegos...

(sonrisa)

Y en eso último el mayor de mis abrazos y mi gratitud completa BETO, GRACIAS, pero no es tan difícil ver la dulzura y la profundidad de los seres que como tú se enfrentan a las batallas con la cabeza alta y el corazón por bandera. Y tu juventud te hace aún más grande.

GRACIAS a tí por venir y por estar.

Ariam Ram dijo...

YOLE, como tanto, deseando dejaros mi GRATITUD y correr a verlo todo...

(Ya me entran cosquillas en el pelo...)

Ariam Ram dijo...

IGNACIO... Ufffff... Eso me lo tienes que contar (lo de ver las "estrellas", si te he entendido bien, creo que también lo viví, jajajajajajaja, y se ven, vaya que si se ven)...

Hace unos cuantos post, desgraciadamente (no sé si lo leerías) dejé mi pésame a un hombre al que conocí, durante poco tiempo por desgracia pues murió esta pasada Navidad. Era el Dr. D. Enrique Vila, un personaje entrañable que dedicó la mitad de su vida a estudiar las E.C.M. Le escuché en programas y a veces hablé con él... Hizo una labor pionera siendo médico de un hospital como el Macarena y en una ciudad como Sevilla.

Luchó por sus creencias a pesar de las críticas, y de algún modo, tanto su mujer como él me dejaron impregnada.

Yo también lo imagino así, y te invito a que me lo cuentes, me encantaría conocer esa tu experiencia.

Un abrazo y decirte que me alegro muchísimo de que estés mejor...

Deseando pasar por tu casa.

Un beso.

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Te vine a dejar mi abarzo de Domingo!!!!!!

ABRAZOOOOOOOOO

:)

Paty. Difusa

Ariam Ram dijo...

Gracias Paty!!!!!!!!!

:)

Beso Gigante!

yole dijo...

Los lunes siempre son buenos para descansar...y seguir peinando olas de mar.
Besos completos, crudita.

Ariam Ram dijo...

Pues sí que descansé... Lo que pude al menos marinero, jajajaja...

Hoy martes, ni te cases ni te embarques ni vayas a ninguna parte...

(Nunca se sabe lo que puede pasar, pero salvo lo último dudo que haga ninguna de las tres cosas, jajajajajajajaja)

Besitos...

yole dijo...

Pues no me casaré ni me embarcaré...bueno esto último puede depender de los besos...ya sabes que hay besos que pueden ser mucho más "mareadores" que una barca velera.

;-)

Besos...

moderato_josef dijo...

Un post muy interesante me ha gustado mucho. Saludos intensos! Gracias.

Ariam Ram dijo...

YOLE... hay vientos, vientos que van y vienen... Marean, nos hacen girar...

Y hay besos que no tienen retorno.

Así que te dejo uno...

:)

MODERATO_JOSEF, gracias a tí por visitar mi casa, y ese agradecimiento sí que es intenso, cada vez qe alguien nuevo aparece se enciende una vela, como en tu foto...

Un beso.

xesús dijo...

"Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa
¿Qué oíste en tu viaje por tierras lejanas?

El ruido de un trueno preludio del miedo
La última ola al final de los tiempos
Tambores sonando en la linea de fuego
Y tantos susurros que no escucha nadie
Oí carcajadas y llantos de hambre
La triste canción del poeta en la calle
La voz de un payaso cubierto de sangre"

Y corrí, (aterrado) corrí buscando refugio, buscando el abrazo protector.., al abrigo de mi mar. Buscadores incansables ¿qué buscamos? tal vez.., solo buscamos ser encontrados

Blade Runner:
"Lástima que ella no pueda vivir, pero... ¿quién vive?"
¿Quién vive? Creo que mi libreta es distinta a la del cuento.

La princesa prometida:
“La vida es dolor, alteza. Quien quiera que diga lo contrario intenta engañaros.”
Si, esos momentos de dolor también nos conforman,y hacen posible que nos conozcamos, nos cambian.. también son vividos, y son recordados..; y deseo, busco y lucho permanentemente, por este momento.. y por cada uno de los que puedan venir..
Quizás me inquieta enfrentarme al reflejo.., y me temo que solo sé lo que no quiero “revivir” en esos instantes: lo que no fue, las palabras que no pronuncié, aquello que traicioné. El tiempo que realmente vivimos.., en ocasiones.. me parecen destellos, tan fugaces..
Blade Runner:
"La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo, y tu has brillado mucho"
y sin embargo, la memoria, el recuerdo.. conservan junto a nosotros ese instante mágico durante toda la vida
Y hay también en estas páginas renglones dedicados.. de entrega, de sacrificio
Blade Runner:
"No sé porqué salvó mi vida... Quizás en esos últimos momentos amó la vida más que nunca."

Pero..tu sabes.., no estoy triste, tal vez lo estuve.. hace un instante (it's just the way I smile); tu me has reconfortado.., me diste el agua que necesitaba; qué bueno encontrarte en mi travesía por el desierto; me sacudo el miedo, me encuentro menos solo (qué fantásticas inmersiones)
reaundo mi camino, esta búsqueda.. pero ahora me acompaña tu recuerdo;(y comprendí lo que había buscado) y miro al cielo que se refleja en su espejo, el mar

"Icé lentamente el balde hasta el brocal. Lo asenté bien. En mis oídos seguía cantando la roldana y en el agua, que temblaba aún, vi temblar el sol.

Tengo sed de esta agua- dijo el principito- Dame de beber

Y comprendí lo que había buscado.

Levanté el balde hasta sus labios. Bebió con los ojos cerrados. Todo era bello como una fiesta. El agua no era un alimento. Había nacido de la marcha bajo las estrellas, del canto de la roldana, del esfuerzo de mis brazos. Era buena para el corazón, como un regalo. Cuando yo era pequeño, la luz del árbol de Navidad, la música de la misa de medianoche, la dulzura de la sonrisa formaban todo el resplandor del regalo de Navidad que recibía.

-En tu tierra-dijo el principito-, los hombres cultivan miles de rosas en un mismo jardín, Y no encuentran lo que buscan...

-No lo encuentran...-respondí.

-Y, sin embargo, lo que buscan podría encontrarse en una sola rosa o en un poco de agua...

-Seguramente- respondí.
Y el principito agregó:
-Pero los ojos están ciegos. Es necesario buscar con el corazón."

besets que chiflan como afilador, besets feriantes.. besets de agua

Ariam Ram dijo...

Dios, si que es cierto ¿Hemos hablado de ello alguna vez XESÚS???

Aunque como bien dice BUCAY... Quizás seamos buscadores que no necesariamente encuentran... BUSCAMOS SER ENCONTRADOS, que alguien nos descubra con el mismo amor y delicadeza con la que nosotros no paramos de buscar.

"y me temo que solo sé lo que no quiero “revivir” en esos instantes: lo que no fue, las palabras que no pronuncié, aquello que traicioné".

Lo que pudo haber sido y no fue... Y de aquellos errores o tropiezos encontramos las mejores enseñanzas si abrimos bien los ojos y nos enfrentamos al espejo, con valor, con el valor de quién es capaz de ver sus propios defectos y errores para procurar no cometerlos más, para que no se nos escapen esos instantes de nuevo, aunque la próxima vez se nos escapen otros... La noria sigue girando...

Este mar es tan tuyo... Que cuando no te siente cerca te reclama egoístamente, pues se regocija al salpicarte y hacerte reír, y te echa de menos.

"-Y, sin embargo, lo que buscan podría encontrarse en una sola rosa o en un poco de agua...

-Seguramente- respondí.
Y el principito agregó:
-Pero los ojos están ciegos. Es necesario buscar con el corazón."

Sussssspiro... Qué cierto, cuántas cosas podría decirte... Lo que sí sé, aunque a veces reniegue o me duela es que cuando de veras se ciegan los ojos, y a veces nos los tienen que cegar pues no somos capaces de hacerlo por nosotros mismos, no contamos más que con nuestro corazón, con la fe... Todo se magnifica... Un sonido, una sombra, un destello, lo que tocamos, lo que sentimos... Y somos capaces de encontrar con esos "ojos de dentro" el mayor tesoro en una sola rosa o en un poco de agua.

¿Serías tú el afilador de mi noria?

¿Y tras el fuego, qué quedó?

GRACIAS por tus besets... Los necesito... Mi abrazo de agua, de sorbito de agua...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...