viernes, agosto 17, 2007

Seres Grises

"...porque seguimos siendo y somos humanos, y debemos hablar desde esas fronteras licuadas para poder revolucionar la división y clasificación, que a fin de cuentas son corsés que nosotros mismos nos ponemos. La sirena roja del sueño de Mar, y la sirena gris sin cola del despertar son la misma, y una a otra se dan fuerza, alegría, tristeza o dolor. El rojo y el gris se mezclan, a veces domina uno, otras otro, otras son equitativos, formando la gama de colores que es la vida".

Nieves Soriano

"Corsés que nosotros mismos nos ponemos", alas que nosotros mismos nos cortamos (a veces con lápices sin punta).

Hemos venido, ante todo para ser felices porque además, es el único modo de transmitir felicidad a cuántos nos rodéan, pero nos empecinamos en "ser políticamente correctos", en dejarnos guiar por las masas, culturas, religiones, costumbres, prejuicios... Para justificar nuestro miedo ante el cambio, y peor si cabe, cuando el cambio es deseado o anhelado desde lo más profundo, convitiéndonos así en seres grises que vagan por el mundo sin horizonte, curiosidad, preguntas... Con miedo a VIVIR.

Seres que se limitan a consumir oxígeno y que se conforman con aquello de lo que la naturaleza nos ha dotado sin preguntarnos si lo queremos o no, la capacidad de soñar dormidos: porque son incapaces de soñar despiertos. Eres un genio Nieves. Te admiro. Un beso, Mar.

Mar Cantón.

Y a colación de estos comentarios pertenecientes a "La sirena desterrada" y de una imagen (la que muestro) que siempre me hizo sentir al verla, hablo de "los seres grises", de los cobardes, de todos aquellos trozos de carne sin alma que nos rodéan, y no son Bush, ni Al Qaeda... Pueden ser nuestros vecinos, nuestros familiares, nuestros amigos. Personas que pasan por la vida como si ésta no fuera más que un camino que hay que recorrer por narices, cargando con millones de cosas que no les gustan, olvidando sus sueños, encerrando sus almas.

Son seres transparentes, difuminados, en definitiva fantasmas que se dejan arrastrar por el viento. Algunos cargados de miedo o cobardía, otros a los que ya ni siquiera les queda eso y te miran por encima del hombro si les dices que amas, que disfrutas con un amanecer, que la vida es un regalo... Y piensan: "pobre loca imbécil, no tiene ni idea de que la vida sólo son facturas, hipotecas, una señora/señor esperando en casa para ponerme la cabeza como un bombo y unos hijos que salen por un huevo y que no paran de darme el coñazo, trabajo, no acordarse de lo que es el amor, ¿Amor? Estás tonta, eso son pamplinas de adolescentes...".

Vacío, ocuridad, ocquedad... Y los miras con tristeza a sus ojos grises y equivocados, y sientes pena, porque están ya tan perdidos que el lenguaje es absolutamente incomprensible por ambas partes.

Hoy dedico mi día a los seres grises que este autor anónimo y sevillano retrató tan bien en ese muro.

Y brindo porque un día cualquiera de ellos, sea capaz de quitarse la camisa de fuerza, de sentir la libertad, la alegría y el dolor.

La vida.

"Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes"

Napoleón Bonaparte (sacado de un azucarillo...)

"La Canción del Elegido, Silvio Rodríguez"

6 comentarios:

siouxsie dijo...

Bienvenida de nuevo

me alegro mucho de leerte y sobretodo se ver cierto sentimiento de libertad...

estaremos en contacto

beso

Mar Cantón dijo...

Gracias cielo, aún te debo unas cuántas de respuestas... Tanto por hacer...

¿La libertad? Poco a poco, pero se va alcanzando.

Ya te contaré.

Bsos.

Amor dijo...

tenía en la mente comentarte el post, pero ha surgido algo justo al final

estoy llorando a moco tendido, yo lloro cuando la vida me demuestra que tiene sentido y que es más poderosa que todo, cuando me lo demuestra con señales claras

el otro día anduve fuera de mi casa un par de días, justo al volver, al coger el tren de vuelta, había una canción que no paraba yo de cantar en voz alta en el andén, de esto que te apetece y la cantas porque te gusta

y ahora, al escuchar esa canción aquí, y al descubrir que las minas estaban en el cielo, dios, mar, el cielo está aquí

paro porque no paro de llorar, pero de alegría

un beso,
amor

Nieves Soriano Nieto dijo...

Fantástica fotografía, Mar. Esos seres grises, esas personas que, por ciertas actitudes, se convierten en esos fantasmas que llenan de ruinas el corazón. A veces los recordamos, incluso aunque hayan pasado largos años, y nos llenan de lugares lúgubres. Pero pasan así, por la vida, por los recuerdos, desvaneciéndose como los de la pintada, sin apenas forma o figura, si dejamos que vengan sin escuchar lo que pueden decirnos, entonces tan sólo pasan, deambulan, y se van.
¡Qué inmensa alegría sentirte de nuevo!

Cochino Jabalín dijo...

La vida es como un Hiroshima que deja de muchos de nosotros sólo una mancha gris en la pared. Pero a veces sucede el milagro de que pase al lado de esa sombra un ser que se fija en ella (¿cuántos pasan sin mirarla?) y ése ser nos descubre los verdaderos colores de la vida (tan bellos como el arcoíris)

Gracias.

http://es.youtube.com/watch?v=tbZDjnWtK1A&mode=related&search=

Ariam Ram dijo...

"... Supo la historia de un golpe, sintió en su cabeza cristales molidos y comprendió que la guerra era la paz del futuro.

Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida.

La última vez lo vi irse entre humo y metralla contento y desnudo, iba matando canallas con su cañón de futuro".

No sé por qué no me fona este triste chisme hoy... El de la música.

No importa.

Las minas del Rey Salomón se hallan allá a dónde vamos porque habitan en nuestro interior.

Amor, Nieves, Jabalí... Leeros esta noche llena de sentido mi diminuta vida. Y de hermosas lágrimas mi corazón. Pinta con una sonrisa mi rostro, y lanza mis pestañas al cielo, y mi mirada tras ellas. Y aunque desde aquí no pueda verlas, siento sobre mi una única cúpula de estrellas que nos cubre a todos.

En esta noche llena de imposibles para mi. Habéis escrito cosas tan bellas que jamás podría contestaros como suelo.

En el fondo todos buscamos lo mismo, unos se rinden antes, otros después... Y otros nunca... Y como dijo Silvio citando a Bertolt Brecht: "Esos son los imprescindibles".

Os beso.

GRACIAS.

Mar.


"Tú, con los ojos tristes
No te desalientes
Me doy cuenta
Es difícil tomar valor
En un mundo lleno de gente
Puedes perder la vista de todo
Y la oscuridad dentro de ti
Puede hacerte sentir tan pequeño

Pero yo veo tus colores verdaderos
Brillando a través
Yo veo tus colores verdaderos
Y es por eso que te amo
Así que no temas demostrar
Tus colores verdaderos
Los colores verdaderos son hermosos
Como un arco iris

Entonces enséñame una sonrisa
No seas infeliz, no puedo recordar
Cuando fue la última vez que te vi reír
Si este mundo te vuelve loco
Y has estado tomando todo lo que puedes soportar
Llámame
Porque tú sabes que allí estaré..."

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...