viernes, mayo 11, 2007

Ballena varada y seca



Me siento triste.
Herida.
Rabiosa.
Rabiosa hasta lo dócil.
Como un enfermo de parkinson
que de tanto moverse se queda quieto.
Despertares.
Así me siento.
Ansiosa.
Temerosa.
Deseosa.
Decepcionada.
No veo por dónde o cuándo.
Y lo peor es que no veo.
Todo puede arreglarse en un tris
o irse a la mierda en un tras.

Ballena varada Lobo.
Inmensa en lo profundo y azul, dueña y señora.
Inútil, seca y moribunda en la orilla,
sobre la arena, bajo el sol.
Piel resquebrajada y muerte.

Adoro los sonidos que emiten.
Ese lenguaje mucho más complejo,
antiguo y trascendente que el nuestro.

Como un Ent de Tolkien.

Criaturas antiguas y sabias.
Y yo tan tonta, tan torpe, tan varada...

Hoy no es un buen día, no lo es.
No lo es para nada.

Debería callarme e irme a la cama
Pero ni con química,
Ni con dolor,
Ni siquiera con el ron que me estoy bebiendo.

Nada, nada hace que mi cabeza/corazón/alma se cansen.

Ni siquiera sé si tengo miedo ya, ni a qué.
Algunos de los que lean esto lo reconocerán:
Necesito vida,
quiero que la vida me penetre,
hasta lo más profundo,
aunque me haga daño.
Hasta lo más hondo.

Tras la nube negra, como dice Sabina.

Espérame “…al otro lado de los apagones, al otro lado de la luna en quiebra, allá donde se escriben las canciones,
Con humo blanco de la nube negra”.
No puedo obligar a nadie a algo que no desea,
pero nadie puede obligarme a mi a no buscar lo que necesito.
Equilibrio.
Gris.
Sin dudas.
Sin miedos.
Soy una inmensa ballena azul
que emite sonidos antiguos,
que habita en lo más azul del mar.
Si me dejas en la playa
me muero.
Y no voy a dejarme morir.
Cuando ese día llegue o lo decide Dios o lo decido yo.
Habitante del mar.
Mar.
Eso es todo.



10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Mucho ánimo!

Bi dijo...

Preciosa, no dejaré que te quedes varada en la orilla ni que te seques fuera del Mar, de donde eres, en donde debes estar y lo que eres. Eres el Mar. No te dejaré en la playa porque tu sitio es el profundo océano con todo lo que eso conlleva de bueno y de malo, de complicado.
Es difícil alimentar a la ballena, que tiene tantos sentimientos dentro que incluso expulsa parte de ellos por su lomo de vez en cuando porque no le caben todos dentro. Necesita mucho plancton para tanto sentir, como agua necesita la flor para vivir con esplendor. Me haré con las toneladas que hagan falta.
Un beso enorme.

Amor dijo...

yo solo te digo una cosa: sabes como yo lo que suele suceder: uno se encuentra fatal quizá durante dos o tres días y de repente sin darse cuenta se siente bien de nuevo y el tiempo que ha estado mal lo olvida, y a ti te aseguro que te va a a suceder lo mismo
dentro de cuatro días nos vamos a escribir y me vas a contar que estás mejor, que estás mucho mejor, ¿te apuestas algo?
siempre que uno está mal debe recordar eso: que estar mal pasa y se olvida, y que lo que está pasando pasará y se olvidará
no te quepa duda de que dentro de una semana vas a estar sonriendo, ya verás
y hay algo que me encanta en tu post: eso de que necesitas vida, de que quieres llenarte de vida aunque duela, sabes que lo comparto plenamente, que es una actitud con la que me identifico, y por eso mismo no me parece mal que tomes ron aunque lo tengas prohibido quizá
yo creo más en hacer uno lo que sabe que le sienta bien por muy prohibido que esté que en sacrificios y cuestas arribas difíciles, y en esto coincido contigo en las ganas de vivir: para mí parte de lo maravilloso de la vida es eso: la libertad, la libertad para decidir tú misma qué es lo que te va a sentar bien y lo que de verdad te apetece hacer
me alegra de corazón haberte recuperado, y verte así y escribirte así me inspira ternura, mar, y quiero darte esa ternura para hacerte estar bien
te adoro,
santi

Ballena Varada dijo...

(Uséase Mar)---> Donde habitan las ballenas, incluso las varadas que una vez no lo estuvieron. En finn...

Ariam Ram Dijo...

Gracias por los ánimos "entrexclamados" (es que me hizo gracia xq creo que sé quién es y ná, que me he reído, pero de buena fe, que conste, quizás una timidez extraña, qué sé yo...).

Si, las ballenas comemos mucho, pero ya véis, plancton... ná, ná, porque eso no te llena el estómago por mucho que te pases el día filtrando agua con los cepillos de mierda que tenemos como dientes... Que parece mentira que para ser como somos la evolución nos haya dejado este método alimenticio tan absurdo... Pero eso habla de la nobleza de un ser que de un arrebato podría hundir un barco sólo moviendo la cola.

La lástima es que existen barcos más grandes aún, y que no tienen cepillos ni cola, sino palos enormes con pinchos, machetes y millones de utensilios crueles capaces de descuartizarnos...

(Es que también es verdad questamos muy buenas...)

Pero el tema es (que me desvío) cuando ocurre ese misterio, cuando decidimos morir, y con todo nuestro enorme peso llegamos hasta la orilla y nos tiramos al sol. Algunos hombres incluso, tratan de devolvernos al mar, con todas sus fuerzas, nos echan cubos de agua constantemente por encima para mojarnos, nos empujan, pero a veces es tarde, demasiado grandes, demasiada arena, demasiado sol.

Y lo más importante... ¿Qué saben esos buenos hombres si fue decisión propia?, ¿Si es allí donde hemos de quedarnos? ¿Conocen acaso el lenguaje de las ballenas? ¿Sus sonidos? ¿Su mirada?

Pero las intenciones son buenas. Y las ballenas lo sabemos aunque nos estén putando sin dejarnos morir tranquilas...

Quizás el plancton que yo necesito no sea de este mundo. (como el Bllody Mary, necesito zumo de tomate--->indirecta)

Sé que volverá la calma tras la nube negra, las nubes son pasajeras. Y los malos días pasarán, porque a pesar de todo me arrastraréis al océano de nuevo aunque con mis ojillos de ballena varada y quemada (tipo "más que la pipa un indio") trate de mostrar que me da lo mismo, que ya estoy cansada, que no importa... Así que volveré al mar y nadaré con toda mi inmensidad en la suya, gorda, enorme y azul... emitiendo mis soniditos, buscando a los míos de nuevo... (Para decirles, entre otras cosas: "Niñas, que esa playa no nos vale, que hay humanos ecologistas que sempeñan en que no nos dejemos morir".

Te mandaré las palabras exactas, que existen, y que no sé por qué he vuelto a pronunciar porque una vez lo hice y la lié: hay que tener cuidado con lo que se desea, puede cumplirse.

Me encanta inspiraros ternura, cariño, ánimos... Sabéis cada uno lo que para mi significan vuestras palabras...

Así que nada, al agua patos!!!

Tengo que buscar conversaciones entre ballenas x la red, si hay de todo también debe haber eso... Digo yo.

Un beso. Si, enorme.

Ballena sumergiéndose...

leLoup dijo...

todo? y aun te parece poco.. yo me muevo entre marismas de mi pensamiento y bosques de mi deseo, m¿quien pudiera, como tú, deslizarse sobre las olas de la madrugada?
..por favor, para mí otro brugal con cola, que te acompaño.

Ariam Ram dijo...

Hecho!!!

de colores dijo...

Hey yo quiero otro rom y si es posible con una buena músiquita de Pink Floyd, acompañado con un porrito de Marihuana...bueno la marihuana la llevo yo, menuda fiesta vamos a montar al lado del Mar, además hace una noche primaveral estupenda para bañarnos desnudos y sentirnos vivos.........

Ariam Ram dijo...

Jo, mestais poniendo los dientes largos (bueno, Lobo ya los tiene, jajajajaja)... Que yo soy de ron de toda la vida sólo que ahora me dio x el Bloody...

Una buena hoguerita y tós p'al agua... joooo, y después a sentir el aire sobre la piel.

Dios Santo, qué libertad.

Qué libertad...

A. Fulcher dijo...

No te rindas, aún estas a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros, y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo.
Porque lo has querido y porque te quiero.
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas, quitar los cerrojos, abandonar las murallas que te protegieron, vivir la vida y aceptar el reto, recuperar la risa, ensayar un canto, bajar la guardia y extender las manos.
Desplegar las alas e intentar de nuevo.
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor, no cedas, aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños.
Porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.
(Mario Benedetti) Para ti Mar. (A. Fulcher)

Ariam Ram dijo...

Precioso Anna, haga lo que haga, nunca me rendiré. Cueste lo que cueste.

Cada día celebro la vida, aún cuando mi cuerpo no quiere. Cada día aunque los muros sean altos. La respeto y amo tanto, a la vida, que daría la mía por ella.

Gracias por ese poema tan hermoso y por quererme. Sabes que es mutuo preciosa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...